Beneficios del coworking. BLOG BUILDING IN DIGITAL

Beneficios del Coworking. La alternativa para no trabajar aislado del mundo

Hoy en la comunidad de Facebook, hemos hecho una sesión donde el planteamiento principal era el de «trabajar en solitario pero no en soledad»

Hablamos de cómo afecta o beneficia el hecho de trabajar solos en nuestro negocio digital y qué retos hemos tenido que asumir por el hecho de trabajar desde casa.

Las personas que trabajamos en Internet, tenemos más tendencia a aislarnos del mundo, trabajar desde casa nos hace pasar horas delante del ordenador casi sin hablar con nadie, con múltiples distracciones y una forma de trabajar más rutinaria.

Por eso, hoy hablamos de Beneficios del Coworking. La alternativa para no trabajar aislado del mundo.

¿Qué es el Coworking?

El coworking es un sistema de trabajo implementado para mejorar las condiciones de profesionales independientes, autónomos de cualquier sector, que trabajan en Internet, o tienen empresas online o Startups, que trabajan juntos en un espacio compartido.

En estos entornos de trabajo tenemos la oportunidad de envolvernos de un ambiente profesional, poder conectar y trabajar con otras personas con las que podemos obtener colaboraciones y hacer networking, mejorar nuestra concentración y tener una imagen más profesional.

Conseguir salir de la rutina de casa para desarrollar tu negocio es una buena manera de motivarte y sentirte más profesional. Cada día puede ser diferente.

Sal de casa ya y busca un espacio en tu ciudad

Este sistema de trabajo ya está muy extendido entre profesionales independientes y cada vez son más los que buscan tener su espacio de trabajo. En las ciudades, hay múltiples espacios destinados al coworking.

Encuentra tu punto de coworking en tu localidad, y solicita información sobre las condiciones.

¿Por qué apostar por este sistema de trabajo?

Son muchísimas las ventajas de buscar un punto de trabajo coworking, te voy a enumerar algunas de ellas:

· Aumenta la motivación y la predisposición a trabajar

Salir de casa y tener la responsabilidad de acudir a tu centro de trabajo augmenta la motivación, mejora tu ánimo y tu mente está más activa.

Además el hecho de estar en un lugar creado para trabajar influye en ti, mejorando tu predisposición a trabajar, aumentando tu concentración y obteniendo como resultado tener jornadas de trabajo más productivas.

· Mejora tu imagen profesional

Si tienes reuniones con clientes, con tu equipo o con proveedores o colaboradores mantiene una imagen más profesional ya que  puedes recibirlos de forma más profesional.

Si tienes que realizar alguna formación o conferencia puedes alquilar ese espacio y si necesitas hacer videos o mantener una videoconferencia también te aporta un extra de profesionalidad.

· Trabajas en un ambiente profesional

¿Qué nos pasa muchas veces en casa? Trabajamos en un espacio con distracciones, tareas domésticas a realizar, etc. y finalmente acabas por perder demasiado tiempo.

Interrumpes las tareas varias veces haciendo que pierdas el hilo a lo que estás haciendo.

Con el espacio coworking centras toda tu atención al trabajo y te permite tener una imagen de tu negocio mucho más profesional.

· Conoces personas en tu misma situación

Tener un espacio de trabajo compartido te permite mejorar y ampliar tu círculo de contactos, promoviendo al networking.

Establecerán conversaciones con esas personas que están en tu misma situación y podrás compartir experiencias.

· Abre nuevas oportunidades de sinergias y colaboraciones

En los espacios de Coworking suele haber una diversidad de profesionales diferentes: Creativos, escritores, bloggers, infoproductores, empresarios de diferentes sectores, publicistas…

¿has pensado en abrir nuevas puertas a colaboraciones o crear sinergias?

Quizás cada uno de vosotros puede aportar beneficios mutuos.

Solamente necesitas establecer comunicación activa con aquellas personas con las que sueles coincidir.

Establece una relación de confianza y habla sobre tus habilidades y qué puedes aportar.

Si necesitas ayuda en algo pídela, seguro que siempre hay alguien dispuesto a ayudar y a compartir.

· Te permite marcar horarios de trabajo

Es más fácil marcar unos horarios de trabajo definidos cuando se trata de trabajar en otro lugar que no sea tu casa.

· Minimiza costes fijos de tener una oficina propia

Ahorra costes fijos de tener que mantener una oficina propia, alquiler o propiedad del lugar, pago de suministros, seguros, etc…

Un espacio coworking lo tienes por mucho menos.

No es necesario abrir tu propia oficina si lo que necesitas es menos.

· Incluye servicios, herramientas de trabajo y espacios para eventos diferentes

Además muchos espacios coworking ofrecen más servicios, como por ejemplo, sala de reuniones o eventos, servicio de recepción de correo de tu negocio o establecer la dirección del punto coworking como dirección de facturación de tu negocio.

También ofrecen impresora y ordenador, por lo que si trabajas en la nube no tienes que desplazarte con tu propio material.

· Si estás de paso por la ciudad y tienes que trabajar, tienes un lugar donde hacerlo

Si has salido de viaje de ocio o por temas profesionales y necesitas algún momento para trabajar puedes hacerlo en un punto coworking.

Hay muchos profesionales que ya lo hacen y que ya lo llevan preparado como una cosa más indispensable en su maleta.

¿Y si quiero coworkear desde casa?

¡También puedes!

Si estás en comunidades de emprendedores o empresarios en las que ya has entablado conversaciones y vínculos con los miembros, tenéis intereses mutuos y ya conocéis vuestros proyectos

¿por qué no quedar algunos momentos para coworkear juntos de forma online?

Puedes quedar en algún día a la semana con estas personas para conectaros en directo y poder compartir ideas, dudas, experiencias u opiniones, daros feedback y colaborar, tener un espacio en común para trabajar juntos en vuestros proyectos y compartir vuestro tiempo.

Si quieres un cambio en tu rutina como emprendedor te recomiendo que cambies hábitos.

Prueba con el sistema coworking para mejorar tu motivación y abrir fronteras a tu negocio.


Te leo en comentarios, ¿Has tenido alguna experiencia de coworking?¿Has integrado este sistema de trabajo en tu negocio?

Si es así, cuéntanos qué beneficios has obtenido de esta experiencia.

Si todavía no, cuéntanos si tienes en mente probarlo en un futuro.

Lograr más en menos tiempo | Cuando estás en un Caos Total |BLOG BUILDING IN DIGITAL

Lograr más en menos tiempo |Cuando estás en un Caos Total |

Estos días en la redes he visto que hay muchas emprendedores que se sienten sobrecargados de tareas y no consiguen salir de ese bucle y dicen que se han quedado estancados.

¿Es tu caso?

Sigue leyendo si quieres Lograr más en menos tiempo | Cuando estás en un Caos Total |


Emprender es una actividad que conlleva múltiples tareas, y más si estás emprendiendo en solitario.

Lógicamente llegamos a un punto en que decimos «basta» ,»ojalá el día tuviera +24 horas» … y cosas así.

No creas que te pasa a ti solamente.

A mí también me ha pasado en algunas ocasiones hasta llegar a un nivel de bloqueo bastante grande y quedar tan saturada de «casi» tomar la decisión de abandonar el proyecto.

Emprendedores «Multitasks»

Tu lista de tareas CRECE Y CRECE cada día, porque empiezas a tener ideas y quieres implantarlas, porque tienes que contestar mensajes de tus clientes, suscriptores, etc. ¿Qué más? Seguir trabajando en el diseño de tu marca, escribir contenido, promocionarte en las redes, crear campañas, seguir formándote en un curso y otro y otro… y luego están otras responsabilidades de fuera de tu negocio |UN CAOS TOTAL|

CLAVES PARA LOGRAR MÁS EN MENOS TIEMPO

PLANIFICA Y CREA UN SISTEMA DE TRABAJO VIABLE

LUGAR Y ORDEN: Tener un lugar adecuado para trabajar.

Si no es así, hazte con un lugar en casa donde poder estar tranquilamente trabajando, y ordenar tus cuadernos, libretas, agendas y tener tu ordenador.

Mantén en orden todo ese espacio de forma que cuando te vayas a disponer a trabajar puedas sentarte enseguida a empezar y no tengas que ir ordenando la mesa cada vez.

FRANJAS DE TIEMPO: Es muy importante que planifiques tus jornadas.

Necesitas saber y planear qué tiempo es el que vas a dedicar al proyecto diariamente.

Esto incluye cuántas horas vas a dedicar al día, a la semana y en qué espacios de tiempo, por ejemplo, las tardes o las mañanas.

Y también, puedes organizar bloques de tiempo: Un bloque, por ejemplo, para crear contenido para el blog, un bloque donde vas a centrarte a los clientes, un bloque de tiempo para organizar facturación, etc…

Para crear mi calendario de tareas y organización, YO utilizo Holded, donde hay un apartado de gestión de proyectos y puedes elegir el método que más te guste: tipo Tarjetas Kanban, Organizador de calendario, Diagrama de Gantt, Sprints, etc… o Trello si quieres una app más simple y fácil de usar.

REVISIÓN DE TAREAS Y COSAS POR HACER

Ten visibles todas las tareas que tienes por hacer, ya estén apuntadas en tu agenda o calendario, papeles, plantillas, …

Abre el email y mira qué tienes pendiente.

Anota todos los cursos que estás haciendo ahora mismo, y también haz una lista de todas las tareas pendientes que tengan que ver con el desarrollo de tu proyecto, tu blog o tu tienda.

ENFOCARTE EN LAS TAREAS PRINCIPALES Y MÁS URGENTES

Entre todas las tareas y actividades por hacer clasifica en estos bloques:

URGENTES O CON MENOR PLAZO DE REALIZACIÓN/ENTREGA

MÁS DIFÍCILES O EN LAS QUE NECESITAS IMPLICAR MÁS TIEMPO

MENOS IMPORTANTES o CON MAYOR PLAZO DE REALIZACIÓN/ENTREGA

Una vez clasificadas las tareas, vas a ver como es más sencillo tener una visión global de lo que tienes que hacer y de cómo vas en el proceso.

ELIMINA LOS BLOQUEADORES DE TIEMPO Y CONCÉNTRATE SOLAMENTE EN UN TAREA CADA VEZ

Abarcar mucho lo único que va a hacer es tardar más a acabar una actividad y te va a desmotivar muchísimo.

Además tu mente trabaja mejor si focalizas tu energía a terminar una actividad o a realizar una sola actividad.

¿Porqué? Porque estás más concentrado, serás más eficiente y más productivo y la tarea estará mejor hecha. Sin dudarlo.

Pon el foco activo a la tarea que vas a hacer y pasa a la siguiente cuando esta la hayas acabado.

Eso por una parte, y por otra elimina esa rutina que tienes de sentarte en el ordenador, móvil al lado y redes encendidas.

Un consejo es que actives el Modo Avión del teléfono móvil para evitar que te lleguen las notificaciones y baja el volumen. Atiende solamente llamadas importantes y deja las cosas que te absorben tiempo para otro momento.

Otro error que hacemos con mucha frecuencia es tener las redes sociales en marcha y mientras estás concentrada en algo estás continuamente contestando mensajes de los grupos, ahora un vídeo, ahora una imagen, un me gusta y así no acabamos nunca.

La solución a esto es marcarte un periodo de tiempo diario establecido a las redes sociales, a compartir, y a buscar contactos. ¡Hazte con esta nueva rutina y ya me cuentas!

¿Cuánto tiempo has ganado? 🙂

HAZ DEL SISTEMA DE TRABAJO QUE HAS CREADO TU RUTINA DURANTE TU TIEMPO LABORAL

Una vez has planificado el tiempo y has marcado qué tipo de tareas harás en cada momento, tienes que seguir tus nuevas pautas que has creado como una rutina.

Cada día realízalo de la misma manera a no ser que te surja algún imprevisto.

Entonces puedes variar el tiempo de dedicación de cada actividad.

Por norma general, aplica tu PLAN cada día.

GESTIONA TU «INPUT» DE ACTIVIDADES NUEVAS. TOMA CONSCIENCIA DE SI LAS ACTIVIDADES NUEVAS QUE TE SURGEN PUEDES HACERLAS AHORA O NO SON NECESARIAS AHORA MISMO

Esto es muy importante. En todo este método de organización, vas a ser más consciente del tiempo que te queda disponible.

Y cómo, a medida que vayas acabando actividades, te surgirán y empezarás nuevas. Por eso es importante que vayas absorbiendo estas nuevas actividades según tu disponibilidad.

Te hace muchas ganas hacer un curso de «lo que sea» que llevas tiempo viendo y lo tienes en «standby» y has acabado una tarea principal, importante, que te deja un respiro entre horas, pues es momento de iniciar ese curso.

Así vas implantando poco a poco nuevas tareas en tu gestión del tiempo.

APLICA ESTAS SENCILLAS CLAVES PARA ORGANIZARTE Y EMPEZAR A LOGRAR MÁS EN MENOS TIEMPO.

NOTARÁS UNA MEJORA EN TU RENDIMIENTO DIARIO.

AUMENTARÁS TU PRODUCTIVIDAD NOTABLEMENTE  Y LA LISTA DE COSAS POR HACER SE VOLVERÁ MÁS FÁCIL DE GESTIONAR.


Te leo en comentarios, ¿cómo te organizas en tu día a día en tu negocio? ¿Qué herramientas o apps estás utilizando?

Comparte este post desde los botones de redes sociales

Empieza dirigiendo tus acciones para emprender - BLOG BUILDING IN DIGITAL

START POINT: Empieza dirigiendo tus acciones para emprender

¿Tienes una meta y no sabes  por dónde debes empezar? ¿Has pensado en conseguir tu propósito pero crees que no estás en el camino correcto? ¿Quieres iniciar tu proyecto o emprender el negocio en el que llevas tiempo pensando?

No basta con decir yo quiero ser, quiero hacer, quiero conseguir…

Empieza dirigiendo tus acciones para emprender

Lo primero que debes hacer es colocarte en el punto de inicio. ¿Cómo puedes hacerlo?

Start Point. Acciones para emprender

Piensa qué es lo que te hace falta, qué necesitas para emprender tu proyecto, en qué situación estás ahora y por qué buscas este cambio a esta nueva etapa.

Visualiza tu Start Point. Ahora mismo estás ahí en el momento cero, preparado para empezar esa casa que va a ser tu emprendimiento, tu negocio digital.

Empezar la casa por el tejado no es la mejor opción, lo importante para que se mantenga en el tiempo es crear unos cimientos sólidos y duraderos. 

Por eso, vamos a empezar por lo primero y lo más importante, que es la planificación de tu proyecto de negocio.

En esta etapa, son muchas las dudas que tenemos, porque no tenemos claro cómo va a ser nuestro negocio y tenemos miedo, sobretodo de cómo va a cambiar nuestra vida a partir de ahora.

Además escuchamos “demasiado a los demás” en lugar de escucharnos a nosotros mismos y tampoco tenemos todavía los recursos que necesitamos definidos, ni tan siquiera la idea real de negocio, en muchas ocasiones.

Estamos en el punto de inicio.

Y son muchas las preguntas que debes hacer en esta fase inicial. 

Para empezar a poner un poco de orden y ver en qué punto estas, te propongo que escribas todas esas dudas, ideas, afirmaciones, todo lo que te venga en mente, para resolverlas durante esta ruta emprendedora y obtengas la claridad que necesitas para afrontar la creación de tu proyecto. 

Aquí tienes las técnicas más efectivas que puedes utilizar para aterrizar todas esas dudas e ideas:

Establece tu VISIÓN

El primer paso, muy importante, es VISUALIZAR la meta. 

Si quieres abrir un negocio y más o menos sabes por dónde va la idea, cierra los ojos y empieza con esa visión. 

Las técnicas de visualización son muy efectivas para empezar a trazar la planificación porque te permite pensar sobre la idea, te ayuda a definir sobre tus objetivos y a crear una visión global de tu negocio a largo plazo. 

Visualiza con todos los detalles como si lo hubieras logrado ya, visualiza la idea, visualizate creando tu producto infalible, visualizate a ti hablando con tus clientes, en una reunión con un colaborador o en una presentación donde estás vendiendo muchos productos.

Visualiza tu éxito más elevado.

Repite esta visualización al menos una vez al día, cuando tengas un rato de relax o antes de irte a dormir.

Define tu META

En nuestra vida nos marcamos ciertos objetivos, propósitos y metas que queremos conseguir a lo largo del tiempo pero normalmente suelen ser a corto plazo, esto ocurre en 31 de diciembre cuando nos planteamos qué queremos conseguir a lo largo del año que viene.

Siempre estamos pensando de cara a un año como la máxima fecha para conseguir objetivos, esto pasa inconscientemente por que estamos acostumbrados a pensar a corto plazo y hay muy pocas personas que piensan a largo plazo.

Pensar a largo plazo es muy importante porque se trata de ver más allá y pensar en las metas como parte de nuestro ciclo de cambio como personas. 

Cuando pensamos a largo plazo, vemos una parte de nosotros en «cómo seremos» y cómo habremos avanzado o crecido a lo largo del tiempo.

Una meta everest hace nuestra composición como persona.

Y es algo que no es lineal, no empezamos en un momento cero y terminamos en el momento en que creemos haber conseguido la meta, sino que esta va cambiando a lo largo del tiempo y va integrando nuevos objetivos que la evolucionan. 

Cuándo quieres considerar un gran objetivo a largo plazo como es emprender, es necesario definir un destino, la meta que queremos alcanzar. 

Para poder empezar a planificar es importante saber cuál es la meta final, porque no se pueden establecer hitos ni objetivos más pequeños si no tenemos una finalidad marcada.

La meta tiene que ser lo máximo que te imaginas en este momento sobre lo que quieres conseguir. 

Digamos, el objetivo máximo realista que queremos alcanzar. 

Este tipo de metas son metas “EVEREST”. Porque nos marcan la cima, el objetivo más grande que tienes en tu negocio o en tu emprendimiento. 

Estas metas requieren un gran esfuerzo, y una gran cantidad de energía y acciones. 

Generan un gran compromiso, energía positiva y pasión, tienen un gran valor por sí mismas porque vas a considerarla como tu misión más alta. 

Estas metas generan una ayuda hacia los demás, ese es el objetivo y de ella surge tu misión, las oportunidades y las potencialidades de tu negocio.

Esta va a ser tu visión de negocio, de momento, porque luego esta visión la llevarás más allá, pero ahora mismo, va a ser el punto donde vas a girar en torno a tu planificación.

Lo realmente importante es que dirijas todas las acciones que haces en tu día a día hacia tu meta Everest.

Y desde esta Meta EVEREST será donde empezar a planificar y dividir en metas más pequeñas, propósitos, objetivos y acciones

Elabora un PLAN DE ACCIÓN

CREAR UNA RUTINA DE TRABAJO CONSTANTE 

Planifica hábitos, acciones, prioridades, simplifica y crea tu calendario, si todo está funcionando a su debido momento, tendrás bajo control tu negocio, sabrás cuáles son los siguientes pasos, tomarás decisiones importantes más rápidamente, sabrás en qué estado se encuentra tu negocio en cada momento y te permitirá crecer con una organización y una productividad muy eficaz. 

Además a medida que el negocio tome volumen y puedas integrar un equipo de trabajo, estos también se adaptaran a tu sistema de hábitos, prioridades, calendario de negocio y a tu forma de hacer las cosas, creando y desarrollando una cultura organizacional propia.

Un paso más

Ahora enumera los recursos disponibles que tienes o que conoces. ¡Escríbelos!  

Habrá recursos que ya conoces y que te van a servir, pero también durante el proceso podrás encontrar y aprender sobre nuevos recursos interesantes para utilizar.

Al iniciar un negocio, tienes que recopilar ciertos elementos que necesitas para empezar. 

Para ello, puedes hacer una lista con los recursos que vas a necesitar y que tienes a tu alcance y disponibles para usar y otra lista de recursos que necesitas pero que todavía no tienes, separándolos por categorías distinguidas.

1· Tener un Colchón financiero: Todos los fondos propios y ahorros que tengas disponibles para tu negocio y que te van a servir o bien para invertir inicialmente en la puesta en marcha o para mantenerlos como colchón financiero para ir asumiendo los riesgos que puedan surgir.

Si no tienes colchón financiero, no te preocupes, puedes empezar tu negocio con los gastos que necesites inicialmente, que no serán muy significativos, pero ten en cuenta que el colchón financiero lo vas a necesitar más adelante por lo que debes de planificarlo a partir de ahora.

Si ahora mismo tienes ingresos de tu trabajo por cuenta ajena o entradas de dinero, empieza a separar al menos un 1-5% de esos ingresos para guardarlo como colchón financiero para tu negocio.

Planificar los recursos financieros desde el inicio es una de los principales objetivos que debes de incluir. 

2· Obtener Colaboradores: Todas aquellas personas que puedan «hechar una mano» con el negocio, sobretodo en la puesta en marcha o de cara al lanzamiento de tu negocio. 

Los colaboradores pueden ser personas que aporten algún tipo de recurso material, económico, conocimiento, experiencia, soporte o pongan a tu disposición algún elemento que te hace falta para tu negocio digital.

3· Conseguir Materiales: Estos son todos los elementos que necesitas utilizar para tu negocio, en esta lista incluimos, el servidor, dominio, aplicaciones de escritura, aplicaciones de imágenes y contenido visual, una cámara o móvil en el caso de que vayas a hacer producciones de vídeo, productos iniciales en el caso de una tienda, materias primas que necesitas para empezar a crear tus productos en el caso de que los productos sean físicos y los crees tu, cuadernos, micrófono en el caso de que tu negocio vaya a ser de consultoría online, etc.

Dividelos por imprescindibles o por importancia, por ejemplo si los necesitas de forma inicial y urgente o si puedes adquirirlos más tarde para cuando empieces la actividad.

Haz una lista y recopila todos los que tengas, organiza todo este material en tu espacio de trabajo. 

No compres nuevo lo que ya tengas,  por ejemplo, puedes utilizar tu ordenador portátil en vez de invertir en comprar uno al principio. 

Siempre puedes ir sustituyendo todos estos elementos cuando tengas unos ingresos constantes de tu negocio y puedas mejorar en recursos técnicos o materiales.

¡Mentalidad empresarial!

Haz un mapa de ideas. Te va a ayudar mucho a tener siempre visible los puntos más importantes de tu proyecto. Pon el nombre de tu proyecto en el centro, y a partir de aquí construye este hacia afuera, la parte más externa será el futuro y la parte más interna el momento actual. 

Cárgate de energía positiva, piensa en cómo te va a hacer sentir cada logro. Cada día que te acerques más a tu objetivo va a ser el mejor día para ti, y los días no tan buenos sigue trabajando con perseverancia, sin rendirte, la satisfacción de ir consiguiendo tu meta será muy superior.

“Nadie dijo que el camino iba a ser fácil, pero más simplificado y más planificado: mejores resultados”

Muy bien, ahora que ya estás en el punto de inicio, estás visualizando tu objetivo,  el camino que vas a recorrer para conseguir tu objetivo final, ahora se trata de planificar y entrar en acción.


Las preguntas clave:

¿En qué situación estoy ahora?

¿Cuál es mi meta?

¿Qué rutinas tengo que me ayudan a conseguirlo y  debemos dedicar más nuestra energía? ¿Qué rutinas nuevas debo adquirir para lograr mi meta?

¿Qué recursos necesito y tengo a mi alcance?

¿Cuáles son los pasos principales para conseguirlo?

¿Tengo mi mente abierta al cambio?

> Leo tus respuestas en COMENTARIOS ¡!


NEGOCIO DIGITAL cover

Este programa es para ti si quieres emprender tu negocio digital y estás en las etapas iniciales del proyecto. Si quieres planificar y organizar tu negocio desde cero creando tu propio modelo de negocio, definir tu cliente ideal, poner en marcha tus operaciones básicas, diseñar tu estrategia y crear tu embudo y sistema de ventas online.